J.V.: no me llames caramba, llámame lazo.

Este tema que voy a tratar hoy no sigue el patrón habitual de los JueVESTIMENTA, pero es un tema que cada vez que oigo hablar de él me apetece intervenir pero no tengo tiempo o los medios suficientes para explicarlos como se debe… LA DEFINICIÓN DE CARAMBA.
La caramba, si buscamos en la R.A.E.:

caramba2(Por alus. a la Caramba, sobrenombre de María Antonia Fernández, tonadillera española del siglo XVIII).
               1. f. Moña que llevaban las mujeres sobre la cofia, a fines del siglo XVIII.

Así que dada esta definición concluiremos que… se le llamaba caramba a una moña que llevaban las mujeres sobre la cofia en el siglo XVIII. Hasta ahí todo bien.

Veamos pues, porqué se le llamaba caramba a esa moña… Como bien dice arriba la R.A.E., Mª Antonia Fernandez, una famosa tonadillera, recibió el apodo de “La Caramba”, debido a una famosa canción que fue escita para ella en la cual esta palabra se repetía varias veces:


Un señorito muy petimetre
Se entró en mi casa cierta mañana
Y así me dijo al primer envite:
“Oiga usted: ¿quiere ser mi pareja?”

Yo le respondí con mi sonete,

Con ni canto, ni baile y soflama:
¡Que chusco es usted, señorito!
Usted quiere… ¡Caramba! ¡Caramba!
¡Que si quieres, quieres, ea!
Vaya, vaya, vaya!
Me volvió a decir muy tierno y fino:
Maria Antonia, no seas tirana
Mira niña, que te amo y te adoro,
Y tendrás las pesetas a manta.
Yo, le respondí con mi sonete,
Con mi canto, mi baile y soflama:
¡Que porfiado es usted, señorito!
Usted quiere…¡Caramba! ¡Caramba!
El aspecto que tenia esa mujer era el siguiente según grabados donde quedaron reflejados si manera de vestir y sus complementos. 
Debido a su fama, las mujeres de entonces empezaron a imitar su manera de vestir, incluso la moña que sobre su cabeza apoyaba que para ellas era una novedad, pues no la habían visto en ningún sitio, llegando al punto de llamar a dicha moña “caramba”.

El adorno alcanzó tal grado de popularidad que llegó a ser de uso general. El mismo Goya inmortalizó el tocado de la tonadillera en sus cuadros, pintándolo en la cabeza de sus majas.

El mirasol de Goya.

Detalle de la Caramba en el cuadro de la Gallina Ciega.



Y entonces la pregunta surge… ¿¿cómo llega algo que se llevaba en la cabeza a ponerlo en el cuello en la indumentaria valenciana??

La respuesta es larga, pues hay una historia detrás…

… Había una vez una señora estaba buscando en el arcón de la abuela algunas antigüedades que poseía para que su hija que era fallera mayor pudiera reutilizar, pues muchas tenían un gran valor económico y sentimental, y entre todas ellas divisó un pendiente suelto sin pareja. El pendiente era muy bello y ella imaginó lo bien que su hija lo luciría como fallera mayor. Pero por más que rebuscó no encontró el par… Así que un día fue a la tienda de Siglo XVIII que estaba situada en la calle Avellanas, donde le confeccionaban desde hacia años los trajes de valenciana, a preguntarle a Mª Victoria Liceras, la indumentarista, qué podría hacer con él, pues era una lástima dejarlo sin uso… a lo que la dueña del negocio le dijo: “Podríamos ponerlo en el cuello, pues Lola no tiene collar para ese aderezo. Sobre una caramba quedaría bien resaltado”…

Detalle del pendiente con la caramba de seda antigua.


… Y Lola llevó en el cuello el pendiente desparejado cosido muy meticulosamente por su madre a una cinta sacada también del arcón de la abuela. Varios años después su madre “cometió el error” de poner una imagen de su hija en un foro de internet donde intentaba ayudar a una persona que parecía tener un problema similar al suyo: “Si haces una caramba pequeña por supuesto que la puedes poner al cuello, la cinta sera la misma y la cierras con un corchete montadito, puesto que en ese caso, no hay lazo detrás. Mi hija para el segundo traje de FM llevo así, una pequeña joya antigua, y la caramba la hicimos de un trozo de lazo que también rodaba por los arcones y quedo precioso”…

Lola con su preciosa caramba y su “arracada” desparejada. 

Detalle de la caramba.


… Pero a alguien se le fue de las manos y intentando imitar algo sencillo y elegante, las versiones fueron empeorando y alguien incluso registró el nombre de “caramba fallera” y el consumismo provocó la fabricación en masa de algo que ya no tenía nada que ver con la idea inicial… a la caramba empezaron a salirle patas y a colgarle escudos inmensos de fallas (como si de una escarapela se tratase) y colores estridentes y con transparencias, pasó a
 ser prácticamente un adorno de un árbol de navidad...



El hecho de que este post lo haya dedicado a esto no es para criticar, como si de un foro se tratase, sino para concienciar de las aberraciones que estamos cometiendo en la indumentaria valenciana por el hecho de siempre querer ser más que la que tenemos al lado y al final acabamos poniéndonos “tota la caixeta al damunt”. Ni tampoco ridiculizar a las empresas que se llevan lucrando desde entonces con estas creaciones, que su trabajo tienen, incluso al final mucho más que el de una simple y sencilla caramba, pues lo que hacen al final es recargarlas y terminan no favoreciendo. La intención es que esas empresas también sean críticas con el producto que venden y no se dejen llevar por las venta en masas, que desgraciadamente nos invade desde hace años en el mundo de la indumentaria valenciana. Seamos artesanos, recreemos lo tradicional y lo antiguo.

La mayoría de las imágenes de arriba no pueden ni siquiera llamarse caramba, como mucho un lazo. La caramba tiene una forma en conctreto y por tanto una manera de realizarla, por lo que por favor, si llevas un lazo colgando de alguna parte, no lo llames caramba, llámalo lazo. Ni tampoco llamemos al conjunto de medalla+lazo=caramba… NO!

Para todos aquellos que tras leer este post decidáis tratar de mejorar nuestra indumentaria y haciéndola lo mas fidedigna posible, aquí un tutorial sobre cómo hacerlas. Luego, cómo las adornéis o qué colguéis de ellas es otra cosa, pero seguirá siendo una medalla colgando de una caramba, un pendiente colgando de una caramba, o lo que sea colgado de una caramba



Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.