J.V.: Si vas a Alcoi, visita obligada! Les Calces de la Tortugueta

Tal y como os anuncié por Facebook, he estado unos días en Alcoi. Muchos apuntábais que era por las fiestas, y que tal vez, este jueves hablaría de indumentaria de los Moros y Cristianos… Pero no. Hay algo en Alcoi que muchos de vosotros conocéis, y otros no… Se trata de La Tortugueta de Alcoi!!! 
Fotografía de uno de las medias de algodón originales que tienen en su colección de antigüedades.  
Hace unos meses publiqué un post (pinchar aquí para verlo) en el que hablaba de les “Calces” de valenciana. Y hoy tengo la oportunidad de mostraros por dentro el proceso de fabricación de unas medias artesanas como son los que hacen en “La Tortugueta d’Alcoi“.

Las medias se tejen con una máquina popularmente conocida como “la tricotosa“, por una tejedora artesanal, la única persona de la empresa que se dedica a tejerlos, que se llama Mila y es una verdadera artista. 
Lo primero de todo es escoger el modelo que se desea que reproduzcan, pues todos los que tienen provienen de piezas muy antiguas. Para poder tejer el dibujo se necesitan los “cartonajes” que son los que van a ayudar a Mila a realizar el modelo deseado, algo similar a lo que sucede con los de los espolines.
Las órdenes de los cartonajes las ejecutan casi mas de 200 agujas de este tipo:

Luego escoger los colores de entre los mas de 100 que tienen en algodón o seda, hay modelos que llevan uno, dos, tres e incluso 4 colores diferentes! 

Los hilos son de una gran calidad, Giza, la mayor calidad de algodón que hay ahora en el mercado, y el rayón viscosa procedente de Alcoi.
Una vez ya escogido todo Mila se pone manos a la obra, y viéndola tejer, parece que sea la cosa más sencilla del mundo, pero puedo garantizar que no lo es…
En este vídeo vemos Mila tejiendo. Pasa la máquina y cada vez baja los puntos que quedan en medio de las agujas que son los que ordenan el dibujo del tejido.
      
Cada parte de la media tiene una manera diferente de tejerse, por ejemplo, la parte de arriba tiene que hacerla manualmente con un ganchillo porque es doble para pasar por dentro posteriormente la goma elástica. Y la parte más curiosa es la del talón y la puntera, que van disminuyendo los puntos a medida que va tejiéndolo para darle la forma característica triangular.

      
La parte más fácil de todas es la del pie, pues no suele llevar dibujo y al ser lisa se teje de manera muy rápida como podéis ver en este vídeo:

     

Cuando terminó, me dijeron que el calcetín debe reposar tras haberlo tejido unas 24h, pues al parecer, el punto al pasar por la máquina y por el proceso de tejido tiende a estirarse y debe recuperar su estado original antes de plancharlo, pues sino puede quedarse incluso 2 tallas más de la que querríamos obtener

Y finalmente, pasadas las 24h, el calcetín se cose por su cara interna uniendo las dos costuras que han quedado en sus extremos. (Este que tejieron delante de mí, no reposó, y en lugar de una talla 38, resultó ser una 40. Una lástima porque era precioso y me lo hubiera llevado puesto 🙂 )

Este tipo de calcetín que os muestro se llama “calcetín rallado” o “calces ratllades”, cuyo modelo queda definido por el dibujo que se realiza con los diferentes colores, pero los hay también, que sobre el liso les realizan un bordado. Disponen también de un amplio elenco de modelos, y a mi los que más me gustaron bordados (ya sabéis que no me va mucho a mi el bordado) fueron estos:

Y algo que me encantó, las polainas, medias sin la parte que cubre el pie. Se usaban para ir a trabajar, resguardan la antepierna sin mojarse del agua de riego. Me encantan.
Y no sólo tejen medias para indumentaria valenciana, sino que también tejen cofias. Tengo pendiente un post al respecto, pero primero tengo que estudiar bien lo que es correcto y lo que no, estas creo que si que lo son.

Aquí una gran cantidad de borlas para las cofias, preciosas todas.

Y por supuesto, aprovechando que se ponen, tejen calcetines para bebés y para comuniones, calcetines y la ropita interior:

Y para finalizar, os dejo con un breve reportaje de la tienda tan mona que tienen, donde ademas suministran material de indumentaria valenciana a los grupos de danzas, pues en Alcoi no hay fallas! ¿Qué paradójico no?
Relicarios de todos los tipos, formas, santos y colores.

Una pequeña muestra de orfebrería.
Muestra de la confección de trajes de valenciana. Algunos tejidos no tan tradicionales, pero me quedo con la confección!
Espardenyes de todo tipo.

Antigüedades expuestas en una vitrina.
Lo que quiero contar con este post es que, algo que parece tan fácil, algo que parece que es tan simple, en 30 años será imposible de encontrar. Encontraremos medias fabricadas en china, seguro, pero artesanales poco, pues Mila es una de las pocas personas que se dedica a esto, y en la Comunidad Valenciana, al parecer de las pocas dadas de alta como tejedora, sino es la única. Hay mucho trabajo clandestino en talleres domésticos, eso es normal, pero no hay ningún sitio donde formen a personas para tal fin. Y como dijo Mila: “Totes les que han provat, s’heu had deixat estar. Serà que es massa difícil o que no tenen ganes de treballar”. Es una pena, la verdad. Si yo tuviera una “tricotosa”

Espero que os haya gustado, yo ya estoy eligiendo cuáles serán los próximos que les encargo! Unas polainas para mi novio caen seguro!! (Añado que estoy pensando en empezar a hacer acopio de ropa para mis futuros descendientes, estoy asustada de que nadie por entonces teja artesanalmente..)

Por cierto, tienen estos dos sellos de calidad, y aunque no los tuvieran, la calidad queda demostrada en el trabajo que vi en su taller.

¡¡FELIZ JUEVES!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.